Debuta en Berlín Elisa Carrillo - 25 de Septiembre de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 319136975

Debuta en Berlín Elisa Carrillo

Autor:Julieta Riveroll
 
EXTRACTO GRATUITO

Será descalza y no con zapatillas de punta como Elisa Carrillo (Texcoco, 1980) debute como primera bailarina de la Ópera de Berlín, el rango más alto que ha alcanzado una mexicana dentro de una gran compañía de ballet de Europa.

Interpretará un pas de deux moderno, en la gala del 28 de septiembre, al lado de Vladimir Malakhov, uno de los mejores bailarines de los últimos 20 años, quien además de ser su colega es también su director.

"Es un honor compartir el escenario con él. Para el público siempre es especial verlo", confesó Carrillo vía telefónica desde Berlín, a un día de haber llegado de Estambul, a donde viajó para aprenderse la coreografía con la que debutará.

A diferencia del clásico, el pas de deux ARAZ Duett 4, de la creadora turca Zeynep Tanbay, se caracteriza por ser mucho más terrenal que etéreo, dura un poco más de cuatro minutos y cuenta con música del compositor Philip Glass.

"Es un movimiento muy suave en el que no abrimos tanto las piernas y utilizamos mucho el torso. Hay que dejar que el cuerpo fluya, que el movimiento y la música te lleven. Es más humano, más real", describió la intérprete.

"Ahora el bailarín de clásico tiene que ser versátil y así como baila en puntas puede bailar descalzo", añadió.

Su nombramiento como primera bailarina, a principios de julio, no ha modificado gran cosa su rutina, pues ya como solista tenía que memorizar los roles principales del ballet.

"Siendo solista bailaba el mismo repertorio. Subí otro escalón, pero en mi vida cotidiana no ha cambiado casi nada", explicó, aunque no deja de reconocer que con el paso de los meses sentirá la transformación.

Quizá este año tenga oportunidad de interpretar a personajes importantes, como Julieta, de Romeo y Julieta, y Tatiana, de Oneguin.

La compañía presenta 12 espectáculos diferentes a lo largo del año, pero el repertorio se difunde gradualmente, por lo que ignora si formará parte del elenco del clásico de Shakespeare.

A tres semanas y media de volver de vacaciones, Carrillo se ha estado entrenando.

Como primera bailarina su sueldo se duplicó y ya piensa en la posibilidad de adquirir un departamento junto con su esposo, el también primer bailarín de la Ópera de Berlín, Mikhail Kaniskin, de origen ruso, formado en la escuela del Bolshoi.

"Esta no es una carrera en la que te haces millonario. Las horas de trabajo, la energía que dejas y el dolor que uno pasa no tienen precio", consideró Carillo.

Ensaya 12 horas continuas porque, además de la compañía...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA