Alertan posible pugna - 5 de Marzo de 2012 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 355708734

Alertan posible pugna

Autor:MURAL / Staff
 
EXTRACTO GRATUITO

Una pugna se vislumbra en el Centro de Reinserción Social (Cereso), donde un grupo de internos quiere hacer frente al autogobierno que lidera Alejandro Mena Quirarte, de acuerdo con fuentes de Puente Grande.

Éstas aseguraron que el pasado 20 de febrero se suscitó un conato de pelea, protagonizado por 17 reos bajo el mando de Jorge Armando Chávez Aguilar, quien fue detenido en el 2004 por el robo a una joyería.

Presuntamente, este grupo quiso oponerse a "El Carro" -como se le conoce al autogobierno-, aprovechando que Mena Quirarte sufre de una enfermedad.

El conato de pelea se registró a las 11:25 horas en la terraza y resultaron heridos en forma leve los internos Juan Carlos Obregón Escobedo, Axel Milan Ulises, Marco Antonio Vázquez Velázquez y Víctor Alonso Lupercio González, de quienes no se especificó si pertenecen a algún grupo.

A raíz de la disputa, 17 reos, quienes presuntamente serían parte del grupo de Chávez Aguilar, fueron reubicados al dormitorio 1, ellos son Manuel Hernández Solís, Miguel Ángel Mojica Rayas, Valentín Rodríguez Olivares, Ricardo Florido García, Martín Mendoza Hernández, Miguel Ángel Robles León, Gustavo Pantoja Íñiguez, y Ricardo Ortiz Arellano.

El mismo destino tuvieron Orlando Madrigal Rodríguez, Marco Antonio González Macias, Félix Arellano Llamas, Eduardo Castellanos Valencia, Édgar Yahir Gómez Barragán, Julio César Estrada Mora, José Castro Castañeda, Sergio Ortiz Arellano y Melesio López Montes.

Por su parte, Chávez Aguilar fue trasladado al Centro Integral de Justicia Regional de Ciudad Guzmán, según los informantes.

Además, los empleados del centro carcelario recibieron la orden de no escribir sobre el incidente en los partes informativos.

A la par del disturbio surgieron quejas de personal de custodia sobre las condiciones laborales, pues acusan constante hostigamiento y presión por parte de sus superiores.

Como advirtió MURAL desde abril del año pasado, la población penitenciaria sobrepasa la capacidad de los vigilantes, situación que no ha cambiado.

Las fuentes explicaron que con la proporción actual, a cada custodio del Cereso le tocaría vigilar cerca de 70 presos.

Cada una de las tres guardias que laboran en el Cereso de Puente Grande consta de 80 elementos, quienes se encargan de procurar la seguridad de aproximadamente 5 mil 630 internos.

La infraestructura del Cereso tiene cabida para 2 mil 87 internos, por lo que actualmente hay una sobrepoblación de alrededor de 170 por ciento.

Especialistas en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA