Apuesta el panista a rescate de valores - 26 de Junio de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 284813719

Apuesta el panista a rescate de valores

Autor:Lorena Morales
 
EXTRACTO GRATUITO

Luis Felipe Bravo Mena, ex dirigente nacional del PAN, busca encabezar el Gobierno mexiquense y desde ese cargo promover la reconstrucción del tejido social a partir del rescate de valores.

A sus 58 años, Bravo Mena cuenta con 41 años de militancia en Acción Nacional y 30 de radicar en el Estado de México, siempre en Naucalpan, pues ha vivido en los fraccionamientos Lomas Verdes, Bulevares y Bosques de Echegaray.

Abogado egresado de la Universidad de Guanajuato, inició su carrera política en el Consejo Coordinador Empresarial y en la Coparmex donde conoció a quien lo llevaría a Acción Nacional, Manuel Clouthier.

El guanajuatense fue su asesor durante la campaña presidencial de 1988. Un año más tarde fungió como secretario técnico del Gabinete Alternativo de Clouthier.

Su trayectoria en el Edomex inició cuando compitió en 1990 para la Alcaldía de Naucalpan; a raíz de su derrota llevó una queja a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por las diversas irregularidades en la elección. Este hecho marcó precedente en la Entidad, pues el organismo internacional confirmó que la contienda no había sido limpia.

En 1993, se convirtió en candidato a Gobernador del Edomex, pelea en la que también participó Alejandro Encinas; la contienda la ganó el priista Emilio Chuayffet.

Entre su candidatura a alcalde y la de gobernador, Bravo Mena fue diputado federal, y en 1994 se convirtió en senador.

En 1999 fue electo Presidente Nacional del PAN, cargo que ocupó por dos periodos consecutivos.

Durante su gestión, llevó al blanquiazul a su mejor punto, pues obtuvo la Presidencia en el 2000, 19 gubernaturas y consolidó el corredor azul en el Edomex, conformado por Huixquilucan, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán y Cuautitlán Izcalli. Sin embargo, como candidato carga con dos derrotas en el Estado de México.

A Bravo Mena le tocó lidiar con enfrentamientos al interior del partido, donde chocaban el ala de abolengo, con Diego Fernández de Cevallos al frente, y por otra los nuevos militantes, entre ellos Vicente Fox.

Al salir victorioso de las disputas, a Bravo Mena se le reconoció con el nombramiento como embajador de México en el Vaticano en 2005, cargó que ocupó hasta 2008, cuando regresó a México, tras la muerte de Juan Camilo Mouriño, secretario particular del Presidente.

La plataforma del panista está basada en 144 acciones distribuidas en 10 rubros que van desde la seguridad, el ordenamiento del transporte, salud, medio ambiente y el mejoramiento de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA