Benedict Cumberbatch: Tan complicado como su nombre - 20 de Octubre de 2013 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 470029270

Benedict Cumberbatch: Tan complicado como su nombre

Autor:Salvador Cisneros
 
EXTRACTO GRATUITO

Era el primer día del Festival Internacional de Cine de Toronto y Benedict Cumberbatch estaba bastante retrasado para la entrevista en la que hablaría sobre el drama político El Quinto Poder (The Fifht Estate, 2013).

Sentados impacientes en la mesa redonda, algunos periodistas de distintas nacionalidades miraban preocupados sus relojes porque la espera por el protagonista de esta biopic sobre el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, significaría que no podrían entrevistar a Hugh Jackman, quien estaba a sólo unas cuadras, en otro hotel, promocionando su nueva película, Prisoners.

Sin embargo, los periodistas decidieron esperar y sacrificaron la entrevista con Jackman.

La escena fue simbólica, pues demostró la novedosa relevancia de Cumberbatch en la industria del cine, quien tras hacerse de un nombre con la serie Sherlock en su Inglaterra natal, y luego con cintas como Caballo de Guerra (2011) y En la Oscuridad Star Trek (2013), ahora empieza a consolidarse como una estrella de Hollywood.

Cumberbatch por fin llega con 40 minutos de retraso para hablar sobre El Quinto Poder, filme que inauguró el Festival de Toronto y que se estrenará en México el viernes 25 de octubre.

"Siento mucho el retraso, pero ha sido una mañana llena de entrevistas. Tengo una agenda apretada en el festival", explica Cumberbatch al entrar a la habitación donde se lleva a cabo la entrevista.

La carga de trabajo de promoción se debe a que otras dos películas en las que actúa también son parte del festival: 12 Years a Slave, la nueva cinta sobre esclavitud del aclamado director Steve McQueen -que ya se perfila como fuerte candidata al Óscar-, y el drama familiar August: Osage County, del director John Wells.

Enfundado en un traje negro, el actor de 37 años se sienta y bromea: "Aquí tengo que hablar de política y Assange, ¿verdad?".

Después su asistente le pasa un plátano y el espigado londinense lo empieza a pelar. La imagen es cómica: la prensa suelta una risa tímida.

"Disculpen, es que no he podido ni desayunar".

Cumberbatch empieza a tener una rutina de personaje público de fama mundial; acaba de ser la portada de The Hollywood Reporter, que como título decía "The New A-List", y además fue nombrado por la revista Empire como el Actor Más Sexy de Hollywood.

Sin embargo, se toma con tranquilidad su meteórico ascenso.

"Yo sé que profesionalmente lo que está pasando es un paso grande. Ésta es la primera película de estas dimensiones que protagonizo", reconoce.

"Pero no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA