Cada uno tiene su librito (I) - 30 de Marzo de 2000 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 79201924

Cada uno tiene su librito (I)

Autor:Jesús Ortega, Luis Homero Echeverría, Ramón Estrada y Raúl Luna
 
EXTRACTO GRATUITO

Mural/Redacción

Primera de dos partes

Los métodos de control que las directivas de los equipos le imponen a ciertos jugadores resultan en muchos casos incómodos aunque necesarios.

Pero es el mismo futbolista el que debe controlar su vida y asumir la responsabilidad de un profesional.

"Para la persona que escoja esta carrera debe estar muy consciente de que requiere mucho sacrificio", explica Oscar Mascorro, joven defensa de Toros Neza, "se deja familia, amigos, casa y se tiene que emprender una nueva vida que te va a llevar a madurar mucho más, a valorar las cosas, es difícil la situación pero se aprenden muchas cosas a una corta edad.

"Para el futbolista es incómodo tener a alguien que te esté controlando, cuidándote e interrumpiendo un poco tu vida privada, pero puede existir una cierta comunicación.

"En mi caso, la directiva de Toros Neza está al pendiente de lo que hago, de hecho, me están insistiendo mucho ahora con la escuela, acabo de terminar la preparatoria y quiero estudiar Ciencias de la Comunicación, no he podido entrar porque no he hecho el examen, pero en este momento quieren que estudie inglés para no estar pensando en otras cosas".

Aunque no es partidario de que los jugadores jóvenes sean muy vigilados por las directivas de los equipos, Mascorro, de 20 años y quien vive solo en la Ciudad de México, aceptó que un deportista siempre está en un riesgo permanente y puede ver reducida su vida productiva si se cae en excesos.

'Picas' que vigilan

Uno de los cuidadores de la formación de imagen en Necaxa, es el veterano zaguero Octavio Becerril. El "Picas" se apoya en vivencias personales, algunas amargas, para platicárselas a quienes empiezan en el camino del futbol.

"Hay ocasiones en que voy a dar pláticas a los equipos de la Segunda División", dijo Becerril, "apoyamos a los jóvenes, les decimos cosas que a nosotros nos han pasado para que a ellos no les ocurran, para que sepan qué camino definir.

"Me llevo muy bien con los jóvenes, me piden consejos, me piden apoyo y con todo el tiempo del mundo hablo con ellos, les extiendo mi punto de vista y me siento muy bien, porque eso habla de que me tienen confianza y que puedo ser útil para ellos".

Becerril acude periódicamente a los entrenamientos de las divisiones inferiores para orientar a los jugadores.

Cuatro consejeros en Chivas

Dos pesos pesados en el Rebaño Sagrado, Claudio Suárez y Alberto Coyote, aseguran tras la polémica de si Andrade o Amador venían manejando, que el secreto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA