En el Cibercafé / A la ¡Viva México! - 17 de Septiembre de 2007 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 80518551

En el Cibercafé / A la ¡Viva México!

Autor:Ennio Fano
 
EXTRACTO GRATUITO

En este mes patrio, una de las primeras cosas que se me ocurren es la de festejar casi todos los días. Y qué mejor manera de celebrar que consumiendo, o al menos conociendo, productos mexicanos, como unos chapulines, un tequila, el nuevo vino mexicano y por supuesto tecnología hecha y/o desarrollada en México.

México nunca se ha distinguido como un generador de tecnología, más bien hemos sido un consumidor de nuestros vecinos del norte, del lejano oriente, de Europa y de casi cualquier otro lugar. Sin embargo, existen algunas compañías que se han destacado no sólo por sus iniciativas para intentar romper con esta inercia, sino por tener el gran mérito de haber sobrevivido en un mercado claramente malinchista en este sentido.

A finales de los 80 y principios de los 90 las computadoras personales estaban empezando a brillar y los clones de IBM surgían por todos lados; muchas armadoras independientes se dedicaban a unir piezas, instalarles un sistema operativo y listo, ya vendían computadoras. Lamentablemente no todas contaban con servicio y respaldo que pudiera darles seguimiento. En este entorno surgió Lanix, una empresa mexicana que empezó vendiendo una computadora 286, con disco duro de 5 MB (como referencia, la memoria que cargo en mi celular tiene 200 veces más capacidad) y 64 KB de memoria, la cual aunque ahora parezca casi irrisoria, en aquel momento resultaba competitiva.

Uno de los grandes méritos de esta compañía de origen sonorense ha sido la innovación y la profesionalización en la fabricación de sus productos; es quizá de las pocas compañías de tecnología que se pueda enorgullecer de contar con líneas de producción tanto en el país como en el extranjero (Chile) y con continuos planes de crecimiento. Su primera computadora ya quedó en el recuerdo, pues cuentan con toda una línea de equipos que van desde computadoras personales de escritorio y portátiles, hasta servidores que compiten con los de las marcas más reconocidas.

La empresa de tecnología mexicana que quizá tenga la historia más larga, al menos en cuanto a su fundación, es Zonda, que está por cumplir el año que entra su 40 aniversario. En sus orígenes fabricaba televisores y reguladores de corriente, y en la época en que México tenía una economía cerrada, era uno de los principales vendedores de estos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA