Conecta el fuego a Pollock y Orozco - 28 de Enero de 2012 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 348137742

Conecta el fuego a Pollock y Orozco

Autor:Lourdes Zambrano
 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando vio el dramatismo de ese hombre, consternado, luchando por bajar del cielo el fuego de los dioses, esa fuerza que a la vez quemaba, pero que también revivía, el artista de 18 años quedó prendado de la imagen. Fue amor a primera vista.

Jackson Pollock pareció haber encontrado otra mente que percibía el mundo de una forma parecida a él en José Clemente Orozco que, con su "Prometeo" -el mural del Pomona College que visitó en 1930-, detonaría una reflexión interna que lo llevó a encontrar su propia voz.

Hoy, 100 años después de su llegada al mundo, Pollock es uno de los artistas más relevantes del arte moderno, un nombre que entró en la historia por haber desarrollado una técnica, el chorreado, que hizo a sus cuadros abstractos objetos de deseo.

Pero como todo genio, antes de establecer su sello dentro de la corriente del expresionismo abstracto, Pollock recorrió un sendero largo, primero en el lenguaje figurativo que poco a poco se fue diluyendo.

Aunque los historiadores de arte reconocieron hace años que los muralistas mexicanos, Siqueiros, Orozco y Rivera, habían influenciado al pintor, nacido el 28 de enero de 1912, no se tenía evidencia concreta.

Fue hasta 1990, cuando el Museo Metropolitano de Nueva York adquirió tres libretas de bocetos del artista nacido en Wyoming, que los especialistas se dieron cuenta que Pollock dedicó por lo menos tres años de su vida, entre 1938 y 1941, a estudiar los murales de Orozco.

Pollock estudió especialmente "The Epic of American Civilization", del Dartmouth College, de Hanover, New Hampshire, al que visitó en el verano de 1936.

Después de años de darle vueltas a la idea, finalmente este 2012, The Pollock-Krasner House and Study Center, dueña de la colección personal de Lee Krasner, su viuda, junto con el Hood Museum of Art, del Dartmouth College, presentarán la exposición "Men of Fire: José Clemente Orozco and Jackson Pollock".

La exhibición reúne las piezas de la transición, que no dejarán dudas sobre la relación Orozco-Pollock.

Hombres en llamas

Ver por primera vez la pintura realizada entre 1934 y 1938, "The Flame", es un deleite; es la pieza que completa el rompecabezas de la historia visual del artista. "¡Veo un Pollock!", murmurará usted para sí mismo.

Si se observa con atención se encontrará el cuerpo de un ser que yace sobre el fuego.

Ahora vea "Hombre en Llamas", el mural circular de Orozco que corona la cúpula del Hospicio Cabañas, de Guadalajara. No hace falta más explicación.

"Cuando...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA