Conviven prismas con el espacio - 14 de Julio de 2014 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 519500518

Conviven prismas con el espacio

Autor:Cristina Moreno
 
EXTRACTO GRATUITO

Contar con fauna típica de la región, un ambiente completamente verde y rodeado por montañas y 360 grados de vistas espectaculares en la zona de El Jonuco, Nuevo León, fue la clave principal para realizar el diseño de la Casa Narigua.

"El terreno se puebla de enormes árboles que plantean un serio problema de diseño: una residencia que disfrute de la vista de las montañas a la vez que respeta la vegetación", explicó David Pedroza, arquitecto responsable de la obra.

El artífice de P+0 Arquitectura señaló que la casa está ubicada en un generoso terreno que mide casi 3 mil metros cuadrados, tiene 750 metros de construcción y se divide en tres prismas; sin embargo, cada planta, aunque simple, es diferente a las demás.

En el primer volumen se localizan el estacionamiento y las zonas de servicio, mientras que en el segundo están el vestíbulo, la habitación principal y comunicaciones hacia el nivel inferior, y en el tercero se encuentran la cocina, los servicios y el área social.

Una serie de terrazas concentra la vida al aire libre y mira el choque de montañas que sirve de foco de atención a la residencia, cuya planta inferior funciona de basamento a las terrazas.

"En contraste con su masiva imagen exterior, dentro de la casa la transparencia convierte al paisaje en parte de la vida cotidiana.

"El vidrio dialoga abiertamentecon los grandes muros, techos planos y estructuras de madera tradicionales de la arquitectura mexicana. La combinación de materiales otorga al proyecto una rusticidad atemporal que sirve de escenario para objetos de muy distinta procedencia", mencionó el arquitecto Pedroza.

MATERIALES Y FLUIDEZ

Para el exterior se utilizó concreto coloreado en masa, piedra laja en caminos y muros y madera de teca en el deck del solárium, mientras que en el interior se usó concreto gris y de color, revestimientos de pared y plafones en duela.

La principal solicitud de los clientes fue que en un futuro se pudiese vivir con la misma fluidez sin importar que quienes ahí habiten sean adultos mayores, y por esa razón la planta baja se hizo pensando en la distribución tipo departamento, donde no hay escalones.

Otra petición importante fue que todos los espacios debían gozar de generosas vistas hacia las montañas, lo cual se logró con los ventanales que van de piso a techo.

Los volados provocaron un reto constructivo, ya que suspender la recámara principal fue complicado, pues en la dirección no hay concreto, sino vidrio.

En cuanto a la paleta de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA