Desafío al tiempo - 9 de Julio de 2018 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 730963565

Desafío al tiempo

Autor:Nayla V. Magaña
 
EXTRACTO GRATUITO

Sin necesidad de cambiar la geometría, pero sí con la intención de tener un nuevo espacio y de entender con los ojos del presente a la arquitectura, Gaeta-Springall Arquitectos renovó la quinta parte de una residencia diseñada por el arquitecto mexicano Francisco Artigas.

El proyecto original, de 900 metros cuadrados, era una residencia, la cual fue dividida en cinco, una de las partes pasó a manos de la firma liderada por los arquitectos Luby Springall y Julio Gaeta.

Casa Taller GS se ensalza en dos niveles que privilegian la conexión entre interior y exterior y presume cortes contemporáneos debido al protagonismo material.

Sin embargo, para llegar a esta resolución espacial, la edificación tuvo diversas modificaciones en cuatro diferentes etapas.

La primera fue la fragmentación del terreno original, y en donde la dupla acondicionó una pequeño departamento.

Después como adición vertical, edificaron una caja de policarbonato, la cual se convirtió en el despacho de la firma.

En palabras de la artífice, la transformación de esta vivienda siempre tuvo un carácter experimental, tanto en la escala material como en la constructiva, y el policarbonato sirvió para este fin.

"Cuando el lugar se convierte en taller, los materiales fueron fundamentales porque necesitábamos una construcción ligera, económica y que nos generara las mejores condiciones ambientales y de luz", explicó Luby Springall, egresada de la Ibero.

En la tercera etapa de cambios, se eliminó una porción de jardín para construir una recámara, lo que generó el espacio ideal para tener un abundante jardín y generar, por encima de éste, una terraza.

Finalmente, en la cuarta intervención, se extirpó la oficina para convertir ambos niveles en una casa de tiempo completo.

"Ese es el valor de una arquitectura, que se va transformando.

Cuando estudiábamos, alguien decía que la forma es consecuencia de la función, y no es así porque la función siempre cambia", afirmó la artífice.

UN NUEVO LENGUAJE

Articular una residencia en la que prevaleciera un lenguaje contemporáneo fue primordial para el estudio, por esta razón cuando la oficina dio paso a la casa, en lugar de la caja de policarbonato colocaron ventanales de cristal; en el piso, las placas de fibra vulcanizada se eliminaron para utilizar madera, y el techo, que solía ser de poliestireno y lámina, debido a las deficiencias para el clima, mutó a plafón.

La vivienda fue hecha en obra, no hubo un esbozo previo en planos, condición...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA