Los detalles de la operación - 29 de Octubre de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 329265791

Los detalles de la operación

Autor:Francisco Márquez
 
EXTRACTO GRATUITO

En el esquema de contado, no hay grandes sorpresas. Se puede negociar un precio menor o recibir incentivos de servicio o equipamiento.

El único problema es lograr reunir la cantidad total que generalmente superará los 150 mil pesos.

Otra de las ventajas es que el usuario tiene la libertad de elegir la aseguradora que mejor le convenga.

En el caso del crédito tradicional, se tiene que contratar contratar un seguro de daños para el vehículo y un seguro de vida para el usuario durante la vigencia del crédito.

Estos seguros pueden ser pagados de contado o se financian adicionalmente al pago de la mensualidad, elevando el monto de lo mismo. Actualmente las financieras y bancos ofrecen pagos fijos durante todo el crédito.

Cabe señalar que bajo este esquema, al igual que en el pago de contado, se dispone inmediatamente del vehículo. Por su parte el autofinanciamiento se conforma por un grupo de personas que planean la adquisición de un automóvil; las mensualidades se pagan de acuerdo al modelo seleccionado.

Estas aportaciones son administradas mediante un fideicomiso bancario en el que se reúne el dinero que será utilizado para la compra de las unidades. La modalidad permite obtener el automóvil mediante sorteo, subasta o pago puntual.

Como su nombre lo indica, en el caso de los sorteos, reciben su auto los usuarios seleccionados.

En la subasta se entrega el vehículo a los participantes que realizan la mayor cantidad de pagos anticipados, en tanto que en el pago puntual se incluye a quienes realizan sus pagos sin retraso.

Una vez adjudicado el automóvil, el cliente podrá terminar de pagarlo en un plazo seleccionado previamente mediante pagos congelados. Cabe señalar que bajo este esquema no se recibe el vehículo desde el primer pago, a menos de salir sorteado en el primer mes.

Por último, el arrendamiento financiero es un instrumento mediante el cual una empresa se obliga a comprar un bien para conceder el uso de éste a otra, durante un plazo forzoso a cambio de una renta, la cual se estipula desde un principio e incluye gastos accesorios aplicables, como el seguro, investigación de crédito, comisiones, además de placas.

Una de las características del arrendamiento financiero es que al finalizar el plazo, el arrendatario tiene la opción de devolver el vehículo a la arrendadora o comprarlo, liquidando un valor residual; en la modalidad de arrendamiento puro no se cuenta con esta posibilidad.

Los pagos efectuados mensualmente corresponden a una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA