Entrevista / Eduardo Ibáñez Valencia / Critica anarquía urbana - 21 de Octubre de 2013 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 470114382

Entrevista / Eduardo Ibáñez Valencia / Critica anarquía urbana

Autor:Pedro Mellado
 
EXTRACTO GRATUITO

Pertenece a la primera generación de egresados de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara, fundada en 1948 por el arquitecto Ignacio Díaz Morales, quien les inculcó a sus alumnos que esa profesión era un apostolado de servicio.

Por eso critica la anarquía que asfixia a la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), a la que observa en permanente crisis, porque los intereses políticos, económicos y personales se anteponen a cualquier regulación establecida en los planes de desarrollo urbano.

Considera que es urgente la construcción de un sistema de drenaje profundo, además de analizar la necesidad de algunos segundos pisos en importantes avenidas, así como la construcción de estacionamientos subterráneos en avenidas y calles, para resolver ese problema tanto en el Centro de Guadalajara como en otras colonias de alta concentración urbana.

El arquitecto Eduardo Ibáñez Valencia nació en Guadalajara el 8 de septiembre de 1929, hijo del ingeniero José Ibáñez Vázquez y de la poetisa Margarita Valencia Fregoso, ambos oriundos de Autlán de Navarro.

Casado con Rosa Ladewig Sánchez, tiene dos hijos: Enrique y Florencia. Egresado de la Escuela de Arquitectura de la UdeG (generación 1948-1954), es miembro de número de la Academia Nacional de Arquitectura, en la cual es también académico emérito.

PIONEROS

¿Cómo le compromete el ser de la primera generación de la Escuela de Arquitectura de la UdeG?

Yo fui invitado cuando ya había cursado el primer año de Ingeniería Civil. Ignacio Díaz Morales fundó la Escuela de Arquitectura en 1948; era Rector el doctor Luis Farah Mata y director del Instituto Tecnológico Jorge Matute Remus. Estábamos junto con Ciencias Químicas e Ingeniería Civil. Empezamos como 40 alumnos y terminamos 15. Julio de la Peña Lomelí, quien era secretario de la Escuela de Arquitectura, fue quien me invitó. Yo colaboraba con él en el despacho de arquitectos Martínez Negrete y Asociados, era una especie de chícharo. Julio fue maestro de Dibujo al Natural en la Escuela de Arquitectura. Yo le tomé un gran afecto y fuimos amigos toda la vida.

¿A quiénes recuerda de sus compañeros de esa época?

Salió conmigo de la Escuela de Ingeniería para inscribirse en Arquitectura, Humberto Ponce Adame, quien años después llegaría a ser director de la Facultad de Arquitectura (de 1963 a 1970). También en Ingeniería conocí a Gabriel Chávez de la Mora, quien después de concluir la carrera de arquitecto se fue de monje (ingresó en 1955 al Monasterio Benedictino de Santa María de la Resurrección en Cuernavaca, Morelos). Fueron mis compañeros en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA