Entrevista / Napoleón Gómez Urrutia / Advierte retraso por resistencias - 11 de Abril de 2019 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 777229317

Entrevista / Napoleón Gómez Urrutia / Advierte retraso por resistencias

Autor:René Delgado
 
EXTRACTO GRATUITO

MÉXICO.- "Yo ya estoy de regreso", dice ufano el senador morenista Napoleón Gómez Urrutia.

El líder minero está al frente de la nueva Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), central desde la que pretende empujar un nuevo sindicalismo.

En entrevista, asegura que su agrupación no nació a instancias del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Sostiene que no heredó de su padre el gremio minero, reconoce que hay una incertidumbre aparejada al nuevo paradigma sindical, pero advierte que, quien se resista a los cambios, simplemente, se quedará atrás.

¿Cuál es su parecer sobre la atmósfera laboral y sindical que se genera a raíz de la ratificación del Convenio 98 de la OIT y de los compromisos adquiridos en los tratados comerciales?

El convenio 98, que es el derecho a la libertad de sindicalización y de contratación colectiva, estaba abandonado y congelado en la Cámara de Senadores durante muchos años. Cuando nosotros llegamos lo encuentro, lo reviso, veo la fundamentación que existía y me toca proponerlo que el Senado, lo ratifique para que ya tenga categoría a nivel Constitucional porque es un convenio ante la Organización Internacional del Trabajo que da estos derechos fundamentales para los trabajadores.

Lo que sucede es que hubo oposición. Hubo críticas que decían que no había habido suficiente tiempo para analizarlo y discutirlo, pero yo encuentro de repente un dictamen del Presidente Peña Nieto del 30 de noviembre de 2015 donde dice que ese convenio ya fue consultado con todos los grupos empresariales y organizaciones sindicales y que no hay ningún inconveniente para que ya se ratifique. Lo que sucede es que llega al Senado y lo dejan, pero se requería de un capítulo de derechos laborales que pudiera garantizar que México cumplía con todos los acuerdos internacionales. Pero nivel de la práctica estaba congelado en el Senado.

Esto crea cierto malestar e incertidumbre pero la decisión es correcta. México tiene que dar paso a estos cambios.

¿No dio usted un madruguete?

No, creo que no. Lo que pasa es que esto era una necesidad urgente. No fue un madruguete y está ampliamente consultado.

¿Están preparados, los dirigentes sindicales, para afrontare esta nueva condición laboral?

No sé si todos estén preparados o no; probablemente no. Probablemente muchos quisieran seguir como se venían dando las cosas como estaban. Todos estos líderes a lo mejor han opuesto porque no quieren cambiar el sistema. Es muy cómodo y responde perfectamente a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA