'Me faltan otros 50 años' - 3 de Mayo de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 274043359

'Me faltan otros 50 años'

Autor:Alejandro Alvarado
 
EXTRACTO GRATUITO

Y sigo aprendiendo, esa es la frase que el maestro Héctor Navarro (1937, Guadalajara) repetirá a lo largo de esta entrevista en la que se trata de exhibir los momentos que forjaron su carrera como pintor, aquella que alcanza ya los primeros 50 años de trabajo.

Por más normal y corriente que Navarro quiera ver el pasado que lo forjó, la verdad es que ciertas experiencias resaltan en la plática, por ejemplo, que durante la secundaria el propio Jorge Martínez, uno de los grandes promotores y artistas del Estado, reconociera su talento con el lápiz y lo llevara a lo que hoy es la Escuela de Artes para desarrollar su habilidad.

O que a los 15 ó 16 años de edad Navarro tomara el lugar de Martínez como profesor para dar las clases de dibujo a 60 chicos que apenas eran más pequeños que él, tanto en edad como en estatura.

"A mí me dio mucha satisfacción porque me encontré un alumno que me dijo '¡maestro, ya conseguí trabajo con los dibujos de su clase, los enseñé y me dieron trabajo¡' Trabaja en el diseño de sillas", dice gustoso Navarro, rodeado de sus cuadros que juegan entre lo figurativo y lo abstracto.

Lo cierto es que afuera se le reconoce su labor como maestro -oficio en el que trabajó 30 años- y como artista, de ahí que el Centro de Arte Moderno (CAM) le preparara la exposición "50 Años es Nada", que se inaugura mañana, a las 20:30 horas, con una serie de obras que hacen síntesis de su trayectoria.

"La historia es siempre la misma, en la primaria lo pasan a uno al pizarrón a dibujar el mapa del Estado porque tiene uno cierta facilidad o más inclinación a hacerlo bien, ese es el principio de todos", expresa Navarro.

Después de codearse con artistas como Guillermo Chávez Vega o Gabriel Flores en la escuela de artes, Navarro continuó sus estudios en la carrera de Arquitectura, clases que le abrieron mundos como el Bauhaus y que dieron forma a una carrera que viste su currículum con más de 60 exposiciones individuales, unas 250 colectivas y reconocimientos como el Premio Jalisco -en dos ocasiones, en 1963 y en 1990) y el Premio Atanasio Monroy.

"El otro día platiqué con un señor (sobre mi obra) y le respondí como dijo Galileo, 'y sin embargo se mueve', o sea, se va moviendo porque las figuraciones que hago ahorita son diferentes a las que hacía al principio, incluso en una temporada hice muchas cosas religiosas", comenta Navarro, de lentes de cristal grueso que dimensionan sus ojos.

"Pero siempre ha estado mi obra moviéndose en una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA