Gaceta del Charro / Gritos y susurros - 17 de Septiembre de 2007 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 80518678

Gaceta del Charro / Gritos y susurros

Autor:Germán Dehesa
 
EXTRACTO GRATUITO

Para cerrar floridamente una semana llena de explosiones, actos terroristas, inundaciones, sabrosos pugilatos entre los jilgueros de lujo al servicio de los medios electrónicos y los senadores, más el gasolinazo y las reformas; con todo y esto, el calendario patriótico y la agenda oficial todavía nos tenían preparada la ceremonia del Grito que, como ya es costumbre, también se volvió motivo de jaloneos, negociaciones, alardes de poder y retobos de todo tipo. Todo mundo sabíamos que iba a haber Grito, pero no sabíamos cuántos, ni en dónde. La siempre fértil imaginación nacional aprovechó las múltiples declaraciones sesgadas del Gobierno y de la Oposición y se puso a fantasear con la posibilidad de que el Zócalo se cubriera de gritos ininterrumpidos. Ante este panorama, su Charro Negro decidió hacer lo que lleva muchos años haciendo: pasar el Grito en medio de una fiesta y en compañía de los amigos.

La noche que va del 15 al 16 de septiembre, la pasé en "La Planta de Luz" acompañado por gente amabilísima. Se trataba del estreno mundial de "Felipeus", un pequeño juego satírico que, en esta ocasión del estreno, llevó como contrapunto la música y la privilegiada voz de una chica dulce e inteligente llamada Iraida Noriega. Muchos amigos me habían pronosticado que ni aquí, ni al Zócalo iba a ir nadie. Había mucho miedo acumulado y había lluvia y todo parecía estar dado para que la gente permaneciera en sus hogares y, si acaso, siguiera por la televisión lo que ocurriría en nuestra Plaza Mayor. Como suele suceder, los que tienen alma de buitre no conocen, no miden la capacidad pachanguera del mexicano medio. El Zócalo se llenó de manera espectacular y algo semejante sucedió con La Planta de Luz. Así las cosas, tuve que vivir durante algunas horas con la atención repartida para muchos lados. Había que estrenar la obra, había que darle pie a la cantante, había que estar muy atento para detenerlo todo antes de las once de modo que pudiera bajar una pantalla y todos pudiéramos dar el Grito. Todo eso hicimos y lo hicimos exitosamente. La...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA