Guadalupe Loaeza / Miso-machista - 3 de Noviembre de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 330023211

Guadalupe Loaeza / Miso-machista

Autor:Guadalupe Loaeza
 
EXTRACTO GRATUITO

Después de haber desayunado con un grupo de ocho mujeres que forman parte del consejo consultivo del Instituto de la Mujer en Nuevo Laredo, Tamaulipas, me pregunté si el presidente municipal era misógino o el típico machista que no entiende el mundo actual. Tengo la impresión de que Galván padece de ambas taras: es un misógino sumamente machista o un machista sumamente misógino.

Benjamín Galván es presidente municipal desde hace 11 meses; a partir de entonces no ha dejado de incurrir en actitudes prepotentes, en manipulaciones, pero sobre todo en mentiras. Hacía mucho tiempo no escuchaba tantas quejas respecto a un supuesto político que se ufana constantemente de atender las demandas ciudadanas, cuando en realidad lo único que busca es salir en la foto. No hay día en que el priista de 39 años no salga en los diarios locales inaugurando obra, la cual se adjudica aunque se haya hecho con recursos federales. Vestido con su eterna camisa blanca de algodón, su pantalón oscuro y una sonrisa falsa, enmarcada con un bigotito como los que usaban los integrantes de los tríos de los sesenta, se le ve inaugurando clínicas, salones de escuelas, pistas para correr y entregando despensas en colonias muy pobres. Una de las obras recientemente inaugurada por el presidente municipal y de la cual está particularmente orgulloso es un tobogán. Según Galván, esta resbaladilla es la más grande de todo el mundo. "Esta obra traerá muchas sonrisas a nuestros niños. Mientras que las familias conviven en medio de un ambiente de paz, transformaremos a Nuevo Laredo", dice más o menos este político que sigue pensando que la ciudadanía no se da cuenta de la situación tan grave que vive actualmente Nuevo Laredo.

Aparte de inaugurar obras, y de tomarse tantas fotografías siempre con esa sonrisita ambigua, nos preguntamos, ¿qué más hará Benjamín Galván? ¿Se ocupará de los migrantes, como afirma con vehemencia? ¿Continuará estando al pendiente de la Cruz Roja, institución de la que fue presidente? ¿Pasará horas en su computadora checando correos de otras personas para ver quién está con él o quién lo traiciona? O bien, ¿invertirá mucho tiempo pensando en cómo derogar los decretos en los que se ven afectados los consejos ciudadanos?

Todo lo anterior viene a cuento por lo que me comunicaron las consejeras ciudadanas del Instituto de la Mujer. Hace aproximadamente 15 días Benjamín Galván tuvo a bien llamar a una junta de Cabildo para proponer una reforma al decreto que rige al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA