Y le habían dicho que no podía... - 31 de Enero de 2014 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 488953726

Y le habían dicho que no podía...

Autor:Luis Alberto Aguirre
 
EXTRACTO GRATUITO

Desde los 3 años Derrick Coleman es legalmente sordo, pero a la larga fue una ventaja porque "evitó" escuchar a aquellos que dudaron de él.

Hoy el jugador de segundo año de los Halcones Marinos de Seattle se prepara para ganar el domingo el Súper Tazón.

Coleman, corredor de segundo equipo de los campeones de la NFC, es el primer jugador ofensivo con sordera que juega en la NFL.

Un problema genético y el cual no es curable lo dejó sordo desde niño, desde entonces sufrió de bullying, no era tomado en cuenta cuando jugaba en la calle y de la misma manera fue ignorado en el Draft de la NFL en el 2012, pero nada le impidió conseguir su sueño de jugar futbol americano profesional.

"Ser sordo, tener problemas para escuchar es lo que soy, así que no voy a permitir que alguien más llegue a decirme 'Oh, tú eres sordo'. Eso es lo que soy y fue lo que me convirtió en lo que soy ahora", dijo el número 40 de Seattle a la cadena ABC.

El jugador requiere de aditamentos especiales para poder escuchar un poco, incluso su madre ponía pantimedias en su cabeza para sostener los aparatos dentro del casco.

"No puedes usar tu problema como excusa. Porque si usas una excusa, no podrás lograr tu sueño".

En el emparrillado Coleman se vale de la lectura de los labios para poder interpretar a sus compañeros así como los cambios de señales durante la ofensiva que dirige Russell Wilson.

Irónicamente, el jugador llegó este año como agente libre a Seattle, la ciudad más ruidosa de toda la NFL.

"Puedo escucharlos. Definitivamente puedo. No me duelen los oídos como a los demás, pero sé que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA