Hacia el hombre biónico - 17 de Septiembre de 2007 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 80518542

Hacia el hombre biónico

Autor:Alan Valdez
 
EXTRACTO GRATUITO

"Caballeros, podemos reconstruirlo".

"Tenemos la tecnología, tenemos la capacidad de crear al primer hombre biónico del mundo. Steve Austin será ese hombre. Mejor de lo que era antes. Más rápido, más fuerte." A finales de los 70, "El Hombre Biónico" era una de las series de ciencia ficción más populares. En ella, el astronauta Steve Austin recibía un ojo telescópico, unas piernas ultraveloces y un brazo demoledor, tras perder los originales en un accidente de aviación.

A casi 30 años del final de la serie, sin embargo, el hombre biónico no ha llegado todavía. El instituto de Ética y Tecnologías Emergentes calcula que faltan 50 años para que se consume la unión humano-máquina. Los primeros indicios de esa unión, sin embargo, ya están aquí.

¡Fuerza de Oso!

No todo lo cibernético tiene por que ser electrónico. De hecho, en el caso de los brazos biónicos, la electricidad es un punto debil. Un brazo eléctrico que tuviera, como el humano, la capacidad de levantar 250 kilos, necesitaría una batería como para tractor.

Es por eso que el prototipo de Michael Goldfarb, profesor de ingeniería mecánica de la universidad de Vanderbilt, no esta activado, como la mayoría de las prótesis, por baterías y motores eléctricos.

Su brazo obtiene energía del combustible para cohetes, en una versión miniaturizada de los motores de maniobra del transbordador espacial, debidamente aislada para evitar quemaduras.

Una lata del combustible genera suficiente vapor como para activar a las válvulas del brazo durante 18 horas de actividad normal, y puede ejercer algo más de diez kilos de fuerza.

Estos diez kilos serán suficientes para la vida cotidiana, pero...¿que prótesis necesitaría un superhombre biónico?

La compañía alemana Festo, y la compañía británica Shadow trabajan en proyectos independientes pero basados en el mismo principio: Brazos cuyos músculos están hechos de aire.

Shadow decidió concentrarse en una mano que, con 24 articulaciones y 40 músculos, puede imitar a la perfección el movimiento humano.

Festo, mientras tanto, trabaja en un brazo completo, con huesos de poliamida que imitan al radio, la ulna y el metacarpio, y que están unidos por 30 músculos fluídicos.

Estos músculos, que se expanden y contraen por la presión del aire, tienen un movimiento altamente similar al de los músculos humanos.

Los músculos de aire, señala Shadow, tienen una relación poder/peso de 400 a 1, mientras que los motores eléctricos sólo pueden alcanzar 16 a 1. Como resultado, un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA