'Éramos como hermanos' - 22 de Abril de 2013 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 433017118

'Éramos como hermanos'

Autor:Juan Manuel Figueroa
 
EXTRACTO GRATUITO

No sólo era un grupo de jugadores que convivía a diario, sino una familia que consiguió el logro más grande en la historia del Atlas: el campeonato de Liga.

El aniversario 62 de la mejor tarde de los Zorros se cumple hoy; el 22 de abril de 1951, los Rojinegros se proclamaron campeones del futbol mexicano al vencer al Guadalajara en el extinto Parque Oro.

"Éramos un grupo de casi, como quien dice, de hermanos, no de compañeros, porque nos llevábamos a todo dar, muy bien", recordó Felipe Velázquez, extremo de ese equipo y uno de los tres elementos del Atlas campeón que aún viven.

Capitaneados por Felipe Zetter y dirigidos por Eduardo "Che" Valdatti, los Zorros se coronaron después de que, en el Clásico contra las Chivas, el silbante "Cuate" Salceda, marcó una mano dudosa del defensa Rafael Orozco, al minuto 55.

Segundos más tarde, anotó desde los 11 pasos el costarricense Edwin Cubero.

"Éramos un grupazo, logramos reunir un grupo de compañeros muy especial, se puede decir, capitaneados por Felipe Zetter, quien era un elemento muy importante en el equipo y le gustaba que los que vivíamos aquí, en Atemajac, estuviéramos en su grupo", comentó.

"Decía que éramos derechos, no andábamos con chuecuras y nos sentíamos muy honrados con pertenecer al grupo de Zetter".

Ese Clásico era el penúltimo partido de la Temporada, pero tras sumar 30 puntos, producto de 12 victorias, 6 empates y 4 derrotas, el Atlas amarró su único título en Primera División.

Tras el partido, que fue al mediodía, el equipo festejó.

"Entre 6:00 y 7:00 de la tarde recibí un telefonazo aquí, en la casa, y me decían: 'Felipe, vente a la Copa de Leche', que era un restaurante que estaba en el centro de la Ciudad, 'vente, porque ya somos campeones y vamos a festejar'. Decidido a lo que sea de festejo, estuvo bueno", agregó Velázquez, de 87 años.

El ex futbolista opinó que ese Atlas tenía todo: la potencia de Cubero, el olfato goleador de Adalberto "Dumbo" López, el liderazgo de Zetter y las bromas de Guillermo del Valle.

"Se esperaba (el campeonato), más o menos se ve cuando se conforma un equipo con piernas de jinete, como dicen por ahí, se veía que podíamos llegar a campeonar. No, no costó trabajo, el sistema que utilizaba el Atlas era fácil de adoptar, se sentía luego, luego, a gusto en la posición que pusieran a uno a jugar".

Tras el título de la Liga, también llegó el trofeo Campeón de Campeones, lo que marcó a 1951 como una verdadera fiesta para el Atlas, situación que los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA