De hobby, al día a día - 12 de Abril de 2019 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 777507761

De hobby, al día a día

Autor:Stephanie Quiles
 
EXTRACTO GRATUITO

Gustavo Peña y Marisol Medrano son una pareja radicada en Tijuana y hace poco más de 10 años buscaban tener un hobby en común, por lo que comenzaron a hacer vino en La Escuelita, con Hugo D'Acosta, en Ensenada.

Así, Gustavo, dedicado a las ciencias computacionales y Marisol, psicóloga, en 2008 emprendieron una experiencia que se volvería de hobby a algo profesional, pues sin buscar poner una vinícola, esa primer barrica de Cabernet se convirtió con el tiempo en dos, tres y hasta vinificar ahí mismo o con otros amigos para, finalmente en 2014, terminar su propia bodega ubicada en Tijuana y hacer vino en 2015.

"Llegó el punto en que producíamos más de lo que podíamos consumir y compartir y era el momento de decidir si lo regresábamos a hobby o ya le dábamos para adelante. Comercialmente Totol se estableció en 2012, aunque salió al mercado con las cosechas que habíamos hecho 2009, 2010 y 2011", dice Gustavo.

ENTRE DOS BEBIDAS

Peña funge como enólogo, como tal la Escuelita le brindó nociones y el experimentar para hacer vino, pero la carga teórica es poca, por lo que se fue formando de manera autodidacta y realizó estudios para convertirse en cervecero, pues tiene ascendencia belga que se dedicaba al elíxir de malta y que incluso lo produjo su familia al establecerse en el siglo 19 en Pátzcuaro, Michoacán.

Dicha teoría la compaginó con la del vino y le ha servido para tomar las decisiones de la bodega y para hacer cerveza bajo el mismo nombre de la marca, aunque sólo se vende de barril en Baja California.

"Compramos la uva en Valle de Guadalupe, San Vicente, Santo Tomás u Ojos Negros, por ejemplo, y la traemos refrigerada a la bodega en Tijuana. Esto le da libertad de escoger la zona y perfilar los vinos, a diferencia de tener viñedo propio, aunque a largo plazo sí me gustaría plantar.

"Lo que me gusta de la cerveza es la flexibilidad que da para experimentar y lo compagino con el vino, porque este último sólo se vinifica una vez al año, así es que el resto del tiempo puedo hacer diferentes estilos de cerveza", dice el enólogo.

A EXPANDIRSE

Por otro lado, el vino también exige que se tenga constancia bajo etiquetas, es decir, que año con año se libere con el mismo nombre la producción de la misma uva y bajo el mismo esquema, y atender así el crecimiento de demanda. Para darse oportunidad a experimentar también con vino, Totol trabaja en lo que se llamará "Producción Chiquita", no será la misma cepa y sólo saldrán entre 30 y 40 cajas, sin...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA