Hollywood, no, pero sí Europa - 30 de Julio de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 308489506

Hollywood, no, pero sí Europa

Autor:Oliver Zazueta
 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando terminó su último filme, Mother (2009), el cineasta coreano Bong Joon-Ho decidió hacerse un tatuaje desde el pecho hasta el brazo, un árbol y un par de palomas que descienden de él, inspirado en un pasaje en la cinta en la cual reflejó algunos detalles de la relación con su madre.

Este es apenas un detalle de un cineasta que rehúye de la industria generada en los grandes estudios, que está más interesado en las historias complejas, que retraten valores humanos por encima del despliegue tecnológico, lo hizo en El Huésped, un filme de monstruos muy peculiar, e intentará repetirlo en su siguiente proyecto, Snow Piercer, inspirado en la novela gráfica Le Transperceneige, de los franceses Jacques Lob y Benjamin Legrand, en el cual se montará a un tren post-apocalíptico para retratar las diferencias entre ricos y pobres.

"Es un filme de trenes y de ciencia ficción, el tema gira alrededor de que todo el planeta está congelado y sólo sobreviven mil personas, quienes viajan en un tren. Es algo misterioso, como una Arca de Noé que lleva a los sobrevivientes", explicó sobre esta cinta, que será hablada en inglés y contará con un reparto internacional, la cual comenzará a rodar en enero en algún país de Europa del Este.

"El problema es que en dicho tren están divididos, como pasa en los trenes, que hay Primera y Segunda Clase. En la parte de adelante están los ricos y en la cola hay muchos pobres. El protagonista es un líder de esta última sección, quien hace la revolución y con ello poco a poco avanzan entre los vagones hacia adelante, donde está el creador o el inventor de la máquina".

La riqueza de las historias de Joon-Ho lo han puesto en la mira mundial y bajó los tentáculos de la industria de Hollywood, -de hecho, tiene una oficina en L.A.- sin embargo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA