Jorge Narro Monroy / Carta de un jesuita a AMLO - 8 de Abril de 2019 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 776145233

Jorge Narro Monroy / Carta de un jesuita a AMLO

Autor:Jorge Narro Monroy
 
EXTRACTO GRATUITO

La división del País en torno de la figura de López Obrador es tan profunda y virulenta (los pejezombies que lo idolatran y no le ven ningún defecto, los antipejezombies que lo detestan y no le reconocen ningún acierto), que cualquier cosa que haga o diga se convierte en tema de debate nacional. El último: su solicitud a la Corona española (y al Vaticano) para que "se pida perdón a los pueblos originarios por las violaciones a los que ahora se conocen como Derechos Humanos" con el objeto de "iniciar en nuestras relaciones una nueva etapa (...) y brindar a las próximas generaciones de ambas orillas del Atlántico los cauces para una convivencia más estrecha, más fluida y más fraternal".

Pues bien, me parece que entre lo más sensato y respetuoso que se ha dicho hasta ahora sobre este asunto sobresale la carta (pública) que escribió al Presidente el teólogo español y jesuita, José Ignacio González Faus, el 27 de marzo. Reproduzco algunos párrafos:

"Durante años he deseado que llegara Ud. a la Presidencia de ese país tan querido para mí. No sé si eso me autoriza a manifestarle ahora mi decepción por esa medida artificial de reclamar al Rey de España que pida perdón por la barbarie cometida por los españoles en tierras mexicanas.... ¡hace 500 años!".

"No pretendo defender al Rey: no tengo demasiada simpatía por las monarquías. Tampoco pretendo negar que hubo un genocidio. Y no me vale el argumento (...) de que 'eran otros tiempos': porque también en aquellos otros tiempos hubo voces que denunciaron la inmoralidad de la conquista. Solo quisiera comentarle cuatro cosas:

"1. A la hora de emitir juicios de culpabilidad es necesario concretar al máximo el sujeto de esa culpa. Y bien: Todos aquellos genocidas son los antepasados de Ud. No son antepasados de quienes intentamos hoy luchar en esta España difícil. Ese mal trato a los indios siguió después de la independencia, manejado por los criollos que ya no eran españoles. Si las cosas son así, mucho temo que sea Usted, y no el Rey de España, el que debe pedir perdón a los indios, para rehacer la convivencia".

"2. Si de algo debemos pedir perdón los españoles es de haber silenciado y denostado a figuras eminentes como Bartolomé de las Casas, Antonio de Montesinos y decenas de obispos y religiosos que no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA