Jorge Suárez-Vélez / No es el gasolinazo - 11 de Enero de 2018 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 700795741

Jorge Suárez-Vélez / No es el gasolinazo

Autor:Jorge Suárez-Vélez
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Tres candidatos arrancan en el maratón que concluirá el 1 de julio definiendo quién será el nuevo inquilino de Los Pinos. Como toda campaña en todo sitio, será un juego impredecible en el que los candidatos intentarán poner el reflector sobre sus logros (o la fantástica ilusión de éstos) y evitar que sus pecados vean la luz.

Al analizar a cada candidato es tan significativo observar qué proponen como ver qué atacan. Me preocupa que la crítica a Meade se centre en el llamado gasolinazo y en las reformas estructurales (un logro real que es tan importante reconocer como apuntalar).

Cobrar impuestos es siempre complicado. En México lo es más. Por una parte, nos malacostumbramos a financiar una parte importante del gasto público vendiendo petróleo. Por otra, excepto los causantes cautivos a quienes se les cobra tasas impositivas relativamente altas, una porción enorme de los mexicanos no paga impuesto sobre sus ingresos. La mayor parte de la economía de México ocurre debajo de la mesa, esa es quizá la principal razón del raquítico crecimiento e ínfima productividad de nuestra economía.

Vender gasolina a un nivel que refleje el precio internacional del petróleo es no sólo recomendable sino indispensable. Cobrar un impuesto considerable sobre ese precio es una práctica internacional que intenta disuadir el uso del automóvil y particularmente el de vehículos ineficientes. Si algo deberíamos criticar de que se dejara de subsidiar el consumo de gasolina es que no se haya hecho antes.

Las campañas ponen poco énfasis en la crítica que sí se debe hacer: el irresponsable manejo de las finanzas públicas. La deuda pública como proporción del PIB ha aumentado en el equivalente a 10 puntos porcentuales este sexenio, y la proporción de esa deuda que se ha dolarizado es poco prudente. Tendría sentido si esa deuda se hubiera invertido en infraestructura, investigación, tecnología o educación, pero la inversión del Gobierno mexicano está en su nivel más bajo en más de 70 años. Nos hemos endeudado para financiar gasto corriente con pestilente tufo clientelar. Eso sí es cuestionable.

Muchos en esta administración dirán, con razón, que el deterioro de las finanzas públicas precede al Gobierno de Peña, pues empezó en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS