Juan Pedro Oriol / Una historieta peligrosa - 12 de Agosto de 2012 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 393882518

Juan Pedro Oriol / Una historieta peligrosa

Autor:Juan Pedro Oriol
 
EXTRACTO GRATUITO

Antes que nada, diré que estamos todos muy felices con la victoria de México en Londres. Que esta victoria nos ayude a cada uno a ser campeones en la vida de cada día.

Pero tengo que hablar hoy de una historieta un poco peligrosa, que ha llegado a mis manos esta semana.

"El trabajo de mi vida" es una historieta que la Secretaría de Salud ha difundido en las escuelas a nivel nacional. En ella se narra la historia de Ana Rosa, una joven de 15 años, quien sueña con ser modelo. Ingresa a una escuela de modelaje que en realidad es una mafia de delincuentes dedicada a la trata de personas. Ana Rosa logra escapar, herida y con enfermedades de transmisión sexual que la obligan a acudir a una clínica para tratarse.

En la clínica se entera que está embarazada y se niega a tener a su hijo. El médico de la historieta le informa que deben realizarse investigaciones pertinentes y trámites legales para suspender el embarazo. Después de canalizarla con algunas instancias públicas, el final supuestamente es feliz, como en todas las historietas.

"Se logró la orden y solicitud de la interrupción legal del embarazo", dice la historieta.

"El aborto es siempre, indudablemente, un asesinato de un ser humano. Puede la legislación hacerse la permisiva, pero en el aspecto moral nadie podrá evitar que al aborto se le llame como lo que es: un homicidio". Estas palabras del Arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, exponen la realidad de las cosas.

La campaña "Corazón Azul", llevada a cabo por parte de la Secretaría de Salud, de la que forma parte la historieta en cuestión, asegura que se trata de una iniciativa de sensibilización de los adolescentes y jóvenes mexicanos, cuya finalidad es luchar contra el tráfico de personas. Eso está muy bien, pero: ¿por qué saltar o ligar un tema con otro?

Según investigadores de organizaciones no gubernamentales, como Ipas de México -por cierto, proaborto-, la educación médica en nuestro País tiene deficiencias importantes en el terreno de la salud sexual y reproductiva, y ofrece a los estudiantes pocos elementos para el reconocimiento del aborto como un problema relevante de la práctica profesional de la medicina.

No resulta complicado sensibilizar a los jóvenes lectores con una historia desesperada y trágica que tiene feliz desenlace sin necesidad de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA