El lado ridículo de la guerra - 26 de Mayo de 2017 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 680024289

El lado ridículo de la guerra

Autor:Rodolfo G. Zubieta
 
EXTRACTO GRATUITO

La guerra, cuando se observa detenidamente, más que una práctica violenta y sin sentido, resultar ser un acto ridículo, absurdo y sumamente hilarante, le pese a quien le pese.

O al menos esa fue la postura que adoptaron el director David Michôd y el productor Jeremy Kleiner para diseñar War Machine, filme original de Netflix con Brad Pitt como protagonista.

"Siempre he pensado que la comedia es una gran forma de iluminar ciertos temas absurdos y oscuros. Cuando algo que debería ser serio te hace reír, de manera inconsciente hace que pongas más atención.

"Esta cinta es sobre todo el sistema militar, ese que involucra a generales, diplomáticos, consultores, medios de comunicación y así hasta llegar a los soldados. La frase 'War Machine' la usamos en Estados Unidos para hablar sobre la industria de la guerra en general", explica Michôd en una charla con medios internacionales.

Pitt, quien también produce el filme a través de su compañía Plan B, interpreta a Glen McMahon, un arrogante General de cuatro estrellas que es enviado a Afganistán para terminar con el conflicto bélico.

Sin embargo, en su lugar se encuentra con que él es el blanco de los tejes y manejes de los políticos estadounidenses y ve cómo su prestigio y poder militar se van hundiendo a raíz de una investigación periodística.

"Tengo muchas ganas de descubrir qué pensará la gente de la película. Yo soy patriótico y el filme está diseñado para que el público se identifique con los soldados, sus problemas y vean que sólo siguen órdenes.

"Para mí no es una película anti-guerra, sino más bien anti-ideología política. El personaje de Brad está armado para que logren...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA