Llora Santo Tomás a muertos - 21 de Noviembre de 2004 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 79517618

Llora Santo Tomás a muertos

Autor:Fernanda Carapia
 
EXTRACTO GRATUITO

Un pueblo entero se vistió de luto ante lo que calificaron como la peor tragedia que ha sacudido a la comunidad de Santo Tomás, Municipio de Hostotipaquillo, por la muerte de seis de sus habitantes en un accidente automovilístico.

Enclavado entre la carretera libre a Vallarta y la Autopista al puerto, en el poblado se vivía ayer un silencio poco común; el rostro de la gente reflejaba la tristeza, la incertidumbre y la incredulidad.

En el salón ejidal está la realidad. En fila, los seis ataudes, en la cabecera de cada uno un cristo y un enorme moño negro de encaje; alrededor cientos de sillas donde los pobladores aguardan el momento de llevarlos a lo que será su última morada.

"Les pido a los familiares se acerquen a despedirse, el momento ha llegado", dice el sacerdote a la comunidad.

El llanto empieza a romper el silencio, afuera del salón las camionetas calientan motores y sus cajas se llenan de coronas y flores; salen los ataúdes y empieza el recorrido fúnebre.

A su paso se incorporan más vehículos, el pueblo comienza a quedar solo. Hay que cruzar la carretera y recorrer más de dos kilómetros de brecha para llegar al panteón.

En el cementerio ya están listas las seis fosas, una a lado de la otra, donde descansaran los seis de siete jimadores que encontraron la muerte un jueves cuando regresaban de su trabajo.

Es hora de decir adiós. El silencio se rompe con los gritos y llanto de las familias que aferradas a las cajas se niegan a dejarlos ir.

"¿Porqué nos trajiste al mundo si te ibas a ir y nos ibas a dejar?", preguntó una chica de unos 16 años mientras se aferraba con sus brazos al ataúd de su padre.

"¿Porqué nos dejaste solos, ahora qué voy a hacer yo sola con los niños?", preguntó una mujer joven, sus manos acariciaban el vidrio del ataúd, a la altura del rostro de su marido.

La desesperación y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA