Mal y de malas - 2 de Octubre de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 321699363

Mal y de malas

Autor:Edgar Contreras, Juan Martín Montes y León Lecanda
 
EXTRACTO GRATUITO

MÉXICO.- La derrota ante los Pumas le costó al América sangre, sudor y muchas lágrimas...

Con el "fuera Bauer, fuera Bauer" entonado por una gran parte de los 3 mil aficionados azulcremas, las Águilas abandonaron la cancha del Estadio Olímpico Universitario con la cabeza gacha por la derrota 1-0 ante los auriazules que las dejó con un pie fuera de la Liguilla al sumar 10 de 33 puntos posibles y con sólo 6 partidos en disputa.

Fue un dolor "grande, muy grande" el que sufrieron los americanistas, por eso el llanto de Armando Navarrete lo dijo todo, mientras sus propios seguidores y grupos de animación increpaban al presidente del club, como nunca se había visto, y al plantel azulcrema.

Los Pumas no se tentaron el corazón para agravar la crisis del odiado rival y, sin dar uno de sus mejores partidos, hicieron lo suficiente para amanecer como líderes con 20 puntos e incrementar las esperanzas de defender su título.

El América está mal y de malas. O si no, ¿cómo se explica el que se hayan ido en blanco pese a generar más opciones de gol?, ¿cómo se explica que un tiro que le desviaron a Francisco Palencia derivara en la pirueta de Luis Fuentes para celebrar el tanto del triunfo?

Al 56', después de un tiro de esquina, el "Niño" le pegó débil al esférico, pero Fuentes le cambió la trayectoria con el muslo derecho, lo suficiente para dejar a Navarrete fuera de la jugada.

De nada servían ya los tiros de Christian Benítez que exigieron al máximo a Alejandro Palacios o aquella acción en la que Rosinei estrelló el balón en el travesaño porque, en un instante, los locales le echaron a perder al América uno de los partidos en los que mejor desempeño tuvo a la defensiva y en el que más amor propio mostró.

Ese oficio del que hablaron los americanistas durante la semana fue el que presentaron los Pumas para enfriar el duelo y salir avantes en los momentos más complicados, como cuando en la última acción Marco Palacios tapó cerca de la línea de gol el disparo de Daniel Montenegro.

Fue tal la frustración de los azulcremas que incluso se generó un conato de bronca entre Jesús Molina y Fernando Espinosa.

Y mientras algunos de los jugadores de las Águilas se retiraban entre lágrimas, la afición no dejó de exigir la salida del presidente, Michel Bauer, justo un día después de que su mano derecha, Jaime Ordiales, anunciara su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA