Manuel J. Jáuregui / Ancla al progreso - 29 de Julio de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 308350142

Manuel J. Jáuregui / Ancla al progreso

Autor:Manuel J. Jáuregui
 
EXTRACTO GRATUITO

El informe de operaciones que rindió el director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, indica claramente un área problemática muy seria para el desarrollo de México. Lejos de contribuir al progreso del país, el monopolio paraestatal se ha convertido en un ancla para la economía mexicana. Cierto que contribuye más de un tercio de los ingresos del Gobierno, pero a la vez su ineficiencia es tan enorme que gravita de manera onerosa sobre la sociedad.

Lo que más preocupa no es dónde está posesionada hoy la paraestatal, sino cuál es la tendencia que muestra: decreciente producción y crecientes gastos; una tijera de réditos decrecientes que apuntan hacia la quiebra. Suárez reconoció una pérdida para Pemex de 47 mil 500 millones de pesos durante el 2010.

Esto, mientras en casi todo el mundo las empresas petroleras muestran ganancias récord: ahí tienen ustedes a Exxon, un gigante privado cuyas reservas son mayores que las de México. Las recientes utilidades de esta empresa equivalen a 119 millones de dólares... ¡diarios!

Su área de refinación, por ejemplo, le reporta ganancias de mil 300 millones de dólares por trimestre... ello mientras que para Pemex el área de refinación es una de sus más ineficientes operaciones y pierde lana a manos llenas.

La producción de Pemex, por otra parte, muestra una preocupante tendencia a la baja, actualmente ésta ronda por los 2.5 millones de barriles diarios: la misma que hace 20 años. Pero, y éste es un gran pero, mientras que hace 20 años Pemex operaba con poco más de 80 mil empleados, hoy le da empleo a 184 mil.

Si acaso no ha tronado como sapo este monopolio, acostumbrado a cobrar por sus productos en el mercado interno lo que le da la gana, esto se ha debido a los altos precios del crudo que han reinado en los mercados internacionales en los últimos años.

Lo cual nos brinda de espectáculo una paradoja interesante: exportamos crudo, pero importamos gasolinas; desperdiciamos la materia prima y dejamos que otros se beneficien del valor agregado ante nuestra incapacidad para dárselo nosotros mismos.

Si no fuera por este factor externo que les mencionamos del alto precio del crudo, completamente aleatorio, porque así como se ha elevado el precio internacional del barril de petróleo, éste puede bajar, dicho monopolio gubernamental estaría perdiendo mucho más dinero del que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA