Entrevista / María Verónica Martínez Espinoza / La dama de hierro - 17 de Junio de 2013 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 441101614

Entrevista / María Verónica Martínez Espinoza / La dama de hierro

Autor:Pedro Mellado
RESUMEN

[MEMORIA VIVA]. María Verónica Martínez Espinoza

 
EXTRACTO GRATUITO

·Ex diputada local y Senadora en funciones, asegura que la justicia sí es posible

·Ha trabajado en Procuraduría, Poder Judicial, reclusorios y seguridad pública

·Observadora privilegiada del traslado de internos de Oblatos a Puente Grande

Menuda, adusta, de carácter muy firme, es probablemente la mujer jalisciense que más responsabilidades ha desempeñado en los ámbitos de la procuración de justicia, del sistema penitenciario y de los juzgados y tribunales especializados en derecho penal.

Actuaria, secretaria, juez y Magistrada en materia penal, defensora de oficio en el ámbito federal, subdirectora del Reclusorio Femenil, subprocuradora de justicia, subsecretaria de Seguridad Pública y actualmente senadora en funciones, cargo al que llegó al ser la suplente de Arturo Zamora Jiménez, quien el pasado jueves 28 de febrero pidió licencia en la Cámara Alta para aceptar la Secretaría General de Gobierno en Jalisco.

Su singular desempeño le llevó también a ser una de las dos primeras magistradas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de Jalisco (1997-2001) y a ocupar una curul en el Congreso del Estado del 2007 al 2010.

Vivió la experiencia del cierre del célebre Penal de Oblatos y el surgimiento del Reclusorio de Puente Grande. Cree que la rehabilitación de los infractores es posible, si se les ofrecen condiciones adecuadas para su reinserción a la sociedad.

Advierte que jamás ha sentido que su condición de mujer le haya representado alguna desventaja, pues cree con firmeza que si se trabaja con responsabilidad y honradez se puede aspirar a avanzar en el servicio público.

María Verónica Martínez Espinoza nació el 20 de julio de 1949 en Mexicali, Baja California. Su padre, Alfredo Martínez Martínez, nacido en el barrio de San Juan de Dios, hacía su servicio social como médico en Baja California, en compañía de su madre, Delfina Espinoza Alcántara. Abogada por la Universidad de Guadalajara, tiene un doctorado en Ciencias Políticas y Sociales, así como una maestría en Derecho Penal.

Pioneras

¿Por qué estudió para abogada, en una época en que no era tan común que las mujeres escogieran esa profesión?

Estudié para abogada porque siempre me ha gustado defender a la gente. Fui de una generación en la que sólo hubo 10 mujeres, entre ellas Rosa María Lee Eng, quien fue mi amiga en esa época y lo sigue siendo. Ella está casada con Heriberto Santana Murillo y trabajan juntos en su notaría. También fue de mi generación el ex Magistrado Gabriel Gallo Álvarez.

Alguna vez, cuando estaba niña, pensé ser aeromoza. También creía que podía ser bailarina de ballet y llegué a tomar clases. La medicina...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS