México Channel / El México más lejano - 20 de Julio de 2003 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 79431005

México Channel / El México más lejano

Autor:Harry Möller
 
EXTRACTO GRATUITO

¿Cuál es y dónde está el más lejano territorio mexicano? La pregunta puede ser un buen tema iniciador de conversación, y no es de fácil respuesta, porque el nombre de ese territorio rara vez, por no decir nunca, lo utilizamos, ya que es una auténtica rareza: se llama Clarión. ¿Se imagina usted como remitente de una carta poniendo: Clarión, México?

Se trata de una isla situada en el Océano Pacífico, casi en el mismo paralelo geográfico que Hawai. Y está bastante lejos: unos 900 kilómetros en alta mar. Pero la distancia debiera medirse, más que en millas o kilómetros, en la abrumadora impresión de lejanía. Ese es nuestro territorio más lejano, y en él se iza a diario, a las 6 de la mañana, el pabellón nacional.

¿Y el nombre? Si se va al diccionario de la lengua española, se encuentra que clarión es una "pasta hecha de yeso mate y greda, que se usa como lápiz para dibujar en los lienzos imprimados lo que se ha de pintar, y para escribir en los encerados de las aulas"; en pocas palabras, es un gis. ¿Pero llamarle así a una isla?

Cuando uno navega hacia la Clarión, lo primero que se avista es un gigantesco promontorio rocoso, de color sepia y manchas blanquecinas, de modo que sí, ciertamente, se tiene la impresión de estar mirando un enorme gis clavado en el mar. Entonces toma sentido el nombre. Ya contemplado de cerca, este monumento natural se presenta como una sucesión de plataformas que semejan un obelisco con 90 metros de altura.

Es una isla pequeña: de unos 8 por 3.5 kilómetros, circundada en 50 kilómetros por farallones y acantilados hasta de 80 metros de altura; sería una ardua empresa de escalamiento querer acceder por ahí. Por suerte existe una pequeña caleta pedregosa, en la cara sur, que permite el acercamiento hasta cierta distancia según el calado de la embarcación. Los oxidados restos de un par de barcos encallados a poca distancia de la playa evidencian que el fondo es poco y traicionero. ¡Y no se puede nadar! Lo prohíben los numerosos tiburones tigre cuyo coto son estas aguas.

Clarión ofrece aspectos singulares tanto en su peñascosa topografía, cuya cumbre más elevada se alza hasta los 335 metros, como en su vegetación y fauna. Los especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México coinciden con los del Instituto Oceanográfico Scripps de California, en la existencia de algunas plantas endémicas, es decir, originarias, en tanto que otras provienen del continente, desarrolladas a partir de semillas y esporas trasladadas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA