México Channel / La misteriosa Zona del Silencio - 18 de Julio de 2004 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 79495163

México Channel / La misteriosa Zona del Silencio

Autor:Harry Möller
 
EXTRACTO GRATUITO

Un día de agosto, de hace exactamente 40 años, el ingeniero químico Harry de la Peña, residente en Torreón, Coahuila, efectuaba para Pemex ciertos trabajos de prospección en una desértica área de Durango. (años más tarde serían localizados los yacimientos petrolíferos de Monclova, que actualmente forman parte de la reserva nacional).

Otro día, 11 de julio de 1970, el cono de un cohete espacial de la serie Athena, lanzado en New River, Utah, para que descendiera en White Sands, Nuevo México, sufrió un desperfecto en su sistema direccional y se desvió unos mil 500 kilómetros hacia el sur, para caer en una desolada zona desértica donde colindan los estados de Durango, Coahuila y Chihuahua.

Los técnicos de la NASA designados para recuperar lo que se pudiera del segmento del cohete, localizaron el sitio y recogieron no sólo los fragmentos del mismo, sino también un muestrario completo del lugar. Levantaron planos topográficos y fotogramétricos, reunieron muestras de tierra, minerales, insectos y plantas; lo recolectado, que incluyó hasta cenizas de arbustos quemados, llenó dos furgones de ferrocarril. Demasiado para un pobre pedazo de desierto.

¿Por qué tanto interés?

Entre la gente de Torreón con preparación científica o tecnológica, surgieron numerosas especulaciones; una de ellas, la favorita de la prensa local, insistía en la secreta existencia de un yacimiento de uranio (eran tiempos en los que se creía que hallar uranio era más valioso que descubrir petróleo).

El ingeniero de la Peña hizo su propio descubrimiento: en el lugar existían zonas "ciegas" para la transmisión radial, franjas de terreno en las que no era posible transmitir ni recibir, es decir, lo que los técnicos llaman "zona de silencio radial".

Así nació un nombre que hoy figura hasta en los mapas: Zona del Silencio.

Y se iniciaron estudios que continúan hasta la fecha, propiciados por el Instituto de Investigaciones Científicas de Coahuila. Otros estudios están sepultados en los archivos de la Nasa, tal vez en un expediente denominado México. Durango. Cevallos.

¿Qué es lo que se busca?

Aunque no se ha encontrado nada espectacular, persiste un "algo" llamativo y fascinante. Es como estar al borde de un gran descubrimiento, sin saber exactamente de qué se trata.

Fuera de toda especulación, está el hecho de que en el área hay una absorción de energía solar hasta 35 por ciento mayor que en otras regiones del país. Entre otros científicos, Carlos Cabrera Cruz, Premio Nacional de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA