Mitos y realidades - 14 de Octubre de 2012 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 401876346

Mitos y realidades

Autor:Adrián Basilio
 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando se dejan de lado los pretextos, las excusas y los peros para no adentrarse en el mundo de las carreras, aquella persona que ya se decidió a emprender una rutina se enfrenta a otras situaciones que la alientan a continuar o desistir.

Entre éstas se encuentran los "lugares comunes" que propagan otros corredores malinformados, comentarios como "tendrás dolor de caballo" y "las piernas se te van a poner feas", o "consejos" del tipo "te darán calambres, pero si comes plátano se te quitan".

En la mayoría de los casos, estas aseveraciones son mitos que se han creado en torno a las carreras y todo lo que éstas implican física y mentalmente.

Sin embargo, cada organismo es diferente y, lo que a un corredor puede afectarle, a otro pudiera beneficiarle o no producirle efecto.

Cada persona tiene su criterio, pero también debe de informarse y discernir sobre todo lo que se dice sobre correr y qué tanto aplican todas las versiones que escucha en su organismo.

Aquí te presentamos algunos ejemplos de los mitos y realidades más recurrentes en el mundo de las carreras, todos consultados con especialistas en medicina deportiva, entrenadores, nutriólogos, cardiólogos y corredores de alto rendimiento.

NARANJA MILAGROSA

MITO: El jugo de naranja, además de ayudar a prevenir las enfermedades respiratorias, es un buen desayuno antes de correr.

REALIDAD: Es uno de los preferidos en México y en época invernal se recomienda por su alto contenido de Vitamina C, que ayuda a prevenir enfermedades respiratorias. Sin embargo, por bueno que sea un jugo, no sustituye al desayuno, y si se toma antes de la actividad física puede ser contraproducente, pues se trata de un cítrico que llega a causar malestares gástricos y produce ganas de orinar.

¿POCO A POQUITO?

MITO: Para apagar la sed en poco tiempo, se debe tomar el agua a tragos.

REALIDAD: El agua es el refrigerante natural del organismo, ya que el cuerpo en ejercicio puede subir de temperatura hasta los 40 grados centígrados. De aquí que se requiera un sistema de enfriamiento eficiente. Especialistas en medicina del deporte dicen que para recuperar los líquidos perdidos durante el ejercicio se debe ingerir agua en cantidades abundantes, y lo más rápido posible, para regular la temperatura corporal, pero entrenadores sugieren hacerlo de manera pausada, a sorbos, para una mejor asimilación del agua y evitar choques en el estómago.

BARRIGA LLENA...

MITO: No se debe comer antes de un entrenamiento.

REALIDAD: Si bien el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA