Un Mundial de anécdotas - 20 de Julio de 2014 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 520492010

Un Mundial de anécdotas

Autor:Edgar Contreras
 
EXTRACTO GRATUITO

El colmillo de Suárez

La FIFA le enterró los colmillos a Luis Suárez.

En el tercer duelo de la Fase de Grupos y en el que Italia y Uruguay disputaban la clasificación a Octavos, la estrella charrúa mordió al italiano Giorgio Chiellini al 70', en una jugada sin balón de por medio y que pasó inadvertida para el árbitro mexicano Marco Rodríguez.

Como la acción no fue sancionada por el árbitro, la FIFA abrió un expediente que arrojó un castigo sin precedentes.

El 26 de junio, el organismo suspendió a Suárez 9 partidos y le prohibió realizar cualquier actividad relacionada con el futbol por cuatro meses; la multa de 112 mil dólares fue lo de menos.

Se trataba de dar un castigo ejemplar. Hasta el italiano Chiellini lo consideró excesivo pues además, Suárez fue expulsado del Mundial.

Pero en su país todos lo respaldaron: el presidente José Mujica, el técnico Óscar Washington Tabárez y cientos de aficionados que acudieron a su casa a darle ánimos. Mientras, en las redes sociales pisoteaban lo que quedaba del delantero.

FIFA se ensañó porque Suárez dijo que no quería morder a Chiellini, que simplemente resbaló, antes de publicar una carta en la que, por fin, se disculpó.

De cualquier forma, días después se convirtió en el fichaje estrella del FC Barcelona.

El genio Van Gaal

A unos segundos del final de los tiempos extra contra Costa Rica en Cuartos de Final, el técnico holandés Louis van Gaal hizo el movimiento más extraño al sustituir a su portero.

Jasper Cillessen, el titular, pensó que era una mala broma su cambio por Tim Krul.

Después de atajar dos penales, Krul aprovechó sus segundos de fama para volverse eterno. Minutos antes de la tanda, sólo Van Gaal, el entrenador de porteros Frans Hoek y el propio Krul conocían la estrategia si el duelo se definía desde los 11 pasos.

Krul, portero del Newcastle, había estudiado a cada uno de los ticos, que en Octavos ante Grecia también se la jugaron en penales. El arquero amedrentó a sus rivales, con gritos y señales antes de cada disparo.

"Mis compañeros han venido corriendo hacia mí. Las imágenes de un equipo que corre hacia el arquero porque ha parado un penal y le ha dado el triunfo a los suyos sólo las había visto por televisión", dijo.

Días después, Van Gaal se gastó los cambios ante Argentina y Krul, desde la banca la eliminación.

Leones salvajes

Camerún amenazó con no jugar el Mundial por un asunto de primas económicas, sus partidos estuvieron bajo sospecha por posible amaño e, incluso, en el encuentro contra Croacia un par de sus futbolistas pelearon entre sí.

A días del debut mundialista, por primera vez en la historia, en Camerún repudiaron a Eto'o, líder de la rebelión pro primas.

Tras la caída contra México, los africanos arrastraron el prestigio al perder 4-0 contra Croacia. Ese resultado es hoy investigado por la Federación de Camerún (Fecafoot). El duelo ante Brasil también alertó a la FIFA.

El periódico alemán Der Spiegel informó que Wilson Raj Perumal, convicto por arreglar resultados de partidos, le atinó al resultado del duelo contra Croacia e incluso a la expulsión de un jugador: al 38', Alex Song agredió a un rival enfrente del árbitro.

En ese mismo duelo, Assou-Ekotto y a protagonizaron un riña.

"Recientes acusaciones de fraude en torno a los tres partidos de Camerún en la Copa del Mundo 2014, especialmente Camerún contra Croacia, así como la existencia de 'siete manzanas podridas' (en nuestro equipo) no reflejan los valores y principios promovidos por nuestra administración", dijo la FECAFOOT en un comunicado.

Messi el grosero

Lionel Messi es un gigante como futbolista, pero para muchos pareció una "Pulga" al negarle el saludo a dos niños.

Elegido por la FIFA como el jugador del partido en los cuatro primeros duelos de Argentina, Leo eclipsó sus logros con una conducta que, en el debut contra Bosnia, le dio la vuelta al mundo.

Agustín Illescas, un niño guatemalteco de seis años, intentó saludar al astro argentino en el túnel de Maracaná. El infante tomó valor y rompió filas. Estaba formado, con otros niños, para participar en la ceremonia protocolaria, pero a él le tocaba del lado de los bosnios.

Días atrás, según se difundió en un video, Agustín expresó que iba a estrechar la mano de Messi en dicho partido, al que asistiría tras ganar una promoción.

Fue entonces cuando el niño estiró la mano y Messi pasó de largo y sólo saludó a los árbitros.

"Escuché que no quería saludar al niñito, que le esquive la mano. Es una locura. ¡¿Cómo no voy a saludar a un nene?!, simplemente no me di cuenta", se defendió.

A Illescas, según reportes de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA