Myriam Vachez / El invierno sirio - 8 de Febrero de 2012 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 350613006

Myriam Vachez / El invierno sirio

Autor:Myriam Vachez
 
EXTRACTO GRATUITO

¿Visión soberanista o injerencia humanitaria? En la ONU, estos dos sistemas de valores se enfrentan cada día, impidiendo con ello alguna resolución y acción contundente del Consejo de Seguridad en relación a Siria.

Para los occidentales, un dirigente que ordena al Ejército disparar sobre su pueblo, como lo ha hecho una y otra vez desde marzo del año pasado el Presidente Bashar Al-Assad (con saldo de unos 6 mil muertos al día de hoy, entre los cuales al menos 400 son niños) comete un crimen contra la humanidad y debe ser detenido cuanto antes. Para otros, tales como Rusia y China (e increíblemente, la India y Sudáfrica, que hicieron bloque con los dos anteriores), el asesinato de manifestantes civiles es algo de poca importancia cuando se trata de defender un régimen legítimo. Si a su "legitimidad" se suma el que ha sido y sigue siendo un gran socio comercial, que ha comprado, y al día de hoy sigue comprando, armas, municiones y aviones militares, menos aún importan los manifestantes que quieren derrocarlo.

Claro, los argumentos que da Rusia para oponer su veto a las propuestas del Consejo de Seguridad son más elaborados; en primer lugar, los representantes de Moscú invocan el "traumatismo libio": según ellos, aprobar una resolución de condena al régimen sirio es abrir la puerta a una intervención como la que se dio en Libia. En aquella ocasión, Rusia se abstuvo de votar y desde entonces tiene la sensación de "haber caído en la trampa" puesto que, tratándose inicialmente de crear una zona de exclusión aérea, y sólo eso, se acabó en una operación de tipo clásico, con la participación activa de la OTAN.

Por lo tanto, "Rusia jamás volverá a dar su apoyo a algo así", dicen sus dirigentes, ni a cualquier resolución, por más diluida que se presente, si no incluye una prohibición explícita y estricta del uso de la fuerza por Occidente. Y para demostrar que no se trata de defender a un Gobierno aliado por mero interés, al día siguiente de la reunión en la ONU, Rusia anunció que enviará a su Ministro de Asuntos Exteriores a dialogar con el Presidente sirio "con el fin de lograr la rápida aplicación de reformas democráticas indispensables" (MURAL, 6/02/12).

Esta negativa de Rusia a condenar a Siria deja totalmente perplejos a los estadounidenses que creían que la mejora de las relaciones entre sus países...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA