No satures sus tardes - 13 de Agosto de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 311931550

No satures sus tardes

Autor:Claudia Mendoza
 
EXTRACTO GRATUITO

Enriquecer la educación formal de tus hijos con clases extras se ha convertido en una necesidad para muchos padres, pero algunos expertos ven esto como un fenómeno que termina por aumentar la competitividad entre familias o sobrecargar a los pequeños.

María Eugenia Rangel Domene, doctora en psicología clínica, explica que si bien es legítimo darles a través de clases y cursos mayores posibilidades de formación, también pueden formar parte de un fenómeno definido por ella como "padres en fuga".

"El padre ha dejado mucho su función y se cuestiona no sólo la autoridad, sino el rol. Antes era un papel muy diferenciado y la escuela entraba complementariamente a la formación, pero ahora muchos padres dejan todo el trabajo a las instituciones", dice.

La especialista agrega que las familias de hoy esperan escuelas que tengan muchas actividades extracurriculares.

"Las madres están tan agobiadas y ocupadas en buscar su propio lugar que confunden el deseo de darle al niño algo importante con llenarle el tiempo para que estorbe menos, y entonces se pierde de vista que las clases tienen que ver con la capacidad de disfrutar y el goce de dar y recibir".

No hay que perder de vista que si se ofrece una clase extra al menor debe ser apropiada a su edad y que éste realmente la disfrute, sin que se convierta en una obligación.

Rangel Domene añade que al cargarse de manera importante el horario del niño, termina por no disfrutarlo y puede pensar que esas actividades sólo buscan mantenerlo ocupado, no potencializando sus gustos y cualidades, considerando que no son una necesidad para ellos.

"Otro aspecto es que con excesos de clases los niños pierden el sentido del recreo y el valor del juego que no tiene que ser un videojuego; la actividad en el parque o el juego en casa con los hermanos tiene el toque psicológico y cognitivo, y también forma parte de su desarrollo.

"Si no le das tiempo para la recreación no puede derivarse a la creatividad o el trabajo porque son partes esenciales de su formación, además el juego les permite la convivencia con los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA