DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Charola de plata - 3 de Abril de 2014 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 502745070

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Charola de plata

Autor:Catón
 
EXTRACTO GRATUITO

La señora le dijo a su mejor amiga: "Mi esposo me es fiel". "A mí también -replicó la otra-. El que me engaña es mi marido"... Meñico Maldotado, infeliz joven con quien se mostró avara la naturaleza en la parte correspondiente a la entrepierna, casó con Pirulina, muchacha con bastante ciencia de la vida. Al terminar el primer trance de amor le preguntó Meñico: "¿Fui yo el primero?". "¿'Fui'? -preguntó Pirulina con asombro-. ¿Qué ya lo hiciste?"... "Suegrita -le dijo Capronio a la mamá de su esposa-. Usted merece que la pongamos bajo un pedestal"... Dos hombres iban por la calle en dirección contraria el uno al otro. Ambos arrastraban un pie. Al encontrarse le dice el primero al segundo: "Vietnam. Cincuenta años atrás". Responde éste: "Popó de perro. Veinte pasos atrás"... Le contó un tipo a su amigo: "Pasé una vergüenza muy grande. Estaba en la recámara haciendo el amor con mi esposa cuando entró la criadita a la recámara y nos vio". "Yo pasé una vergüenza mayor -responde el otro mohíno-. Conmigo la cosa fue al revés"... A aquel señor le apodaban "El unicornio". Su mujer lo hacía medio indejo... Babalucas tenía un amigo rico que lo invitó a pasear en su yate de recreo. Ahí el pavitonto conoció a una linda chica que lo llevó a su camarote. Empezaron las acciones con abrazos, besos y caricias encendidas. La muchacha detiene a Babalucas y le dice: "¿No crees que antes de seguir adelante deberías ponerte alguna protección?". El badulaque salió del camarote a todo correr y regresó metido en una llanta salvavidas... Don Otonio, senescente caballero, cortejaba con discreción a Himenia Camafría, madura señorita soltera. Una tarde le propuso que fueran al cine. "Oh, no -se resistió ella-. En la oscuridad podría usted propasarse conmigo; abrazarme, besarme; quizás hacerme tocamientos lúbricos". "De ninguna manera haría yo tal cosa, amiga mía -repuso don Otonio-. Nos verían los de la fila de atrás". Sugiere la señorita Himenia: "Podríamos sentarnos en la última fila"... Supongo que fue en Taxco, aunque no tengo la absoluta certidumbre. En ese bello lugar de México -de América, del mundo- la plata es cultivada con amor, igual que se cultiva una rosa, igual que se acaricia a una mujer. Las piezas que de ahí salen, labradas por manos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA