DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / AMLO impredecible - 15 de Agosto de 2016 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 647022217

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / AMLO impredecible

Autor:Catón
 
EXTRACTO GRATUITO

Don Chinguetas y doña Macalota fueron a jugar golf. Apenas habían empezado el recorrido cuando una avispa le picó en la mejilla a la señora, con lo que le causó un dolor intenso. Corrió don Chinguetas a la casa club y le pidió al encargado: "¡Dame el botiquín de primeros auxilios! ¡Una avispa le picó a mi esposa!" Preguntó el tipo: "¿Dónde?" Contestó don Chinguetas: "Entre el hoyo uno y el dos". "¡Caramba! -se sorprendió el otro-. ¿Cómo diablos se le metió ahí?"... Los arqueólogos israelíes encontraron el esqueleto de un hombre. Dictaminó uno: "Este hombre murió de un súbito ataque al corazón". Los demás se asombraron: "¿Cómo lo sabes?" Explicó él: "Lean este papiro que tenía en la mano. Dice: 'Le voy a Sansón, y apuesto 5 mil monedas de oro'"... La mujer le informó a su marido: "Quiero que sepas que estoy saliendo con tu mejor amigo". Preguntó el hombre: "¿Y te va a llevar con él?" Respondió ella: "No". Dijo el esposo: "Entonces no es mi mejor amigo"... Ni aun sus más vehementes partidarios podrán negar que López Obrador es impredecible. Después de denunciar por años y años a "la mafia del poder" ahora, de repente, le ofrece una amnistía general, una caritativa absolución. Vuelve otra vez, sin mencionarla, a "la República Amorosa", aquella chupaleta edulcorada y rósea que en otros tiempos esgrimió como prenda de paz para hacer que se olvidaran sus radicalismos, sus extremismos de palabra y obra. A fin de presentar su oferta de perdón y olvido el tabasqueño usó en esta ocasión eso que en gramática y retórica se llama "el nos mayestático", empleado -dice el diccionario de la Academia- "cuando se aplican a sí mismas el número plural ciertas personas de muy alta categoría, como el rey, el Papa o los obispos". Así AMLO: habló como si junto con él hablaran otros, cuando es bien sabido que en su movimiento no hay más voz que la suya ni otra imagen aparte de la propia. ¿O acaso consultó con sus bases la decisión de perdonar a los malvados...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA