DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Selva de peligros - 22 de Agosto de 2011 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 313245574

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Selva de peligros

Autor:Catón
 
EXTRACTO GRATUITO

Doña Panoplia y don Sinople, matrimonio de la alta sociedad, llegaron a un lujoso restorán. Él iba de esmoquin; ella lucía vestido largo de pronunciado escote. Cuando el mesero estaba tomando la orden doña Panoplia hizo un movimiento repentino, y sus encantos pectorales salieron del vestido. Terminada la cena, y una vez que la pareja se hubo retirado, el capitán llamó al mesero y lo reprendió. Le dijo: "Pierre: el nuestro es un restorán elegante. La próxima vez que debas acomodar el busto de una dama no uses las manos: utiliza un par de cucharas tibias"... Un tipo llegó presuroso con el gendarme de la esquina y le preguntó, agitado: "¿No vio pasar corriendo a un individuo lleno de sangre, con una herida grande en el cachete, una rajada en el cuello, una oreja cortada por completo y la otra partida a la mitad?'' "No, no lo vi -responde con alarma el guardián del orden público-. ¿Qué sucedió?'' Dice muy enojado el tipo: "¡El desgraciado salió corriendo de mi peluquería sin pagarme la rasurada!''... "A ver, niños -pregunta la maestra-. ¿Cuántos huesos tiene el hombre?'' Pepito levanta la mano de inmediato. "¡Dos!'' -responde sin vacilar. "Pero, Pepito -suspira la profesora-. ¿Cómo va tener el hombre dos huesos?'' "Ah, huesos -dice entonces Pepito-. Discúlpeme, oí mal"... Llega el señor a la tienda que vendía balanzas de precisión y dice al dueño: "Soy farmacéutico, y necesito una balanza muy exacta''. "Tengo la mejor -le informa el de la tienda-. Registra hasta una millonésima de gramo''. Y le muestra el aparato. Lo examina el farmacéutico y pregunta luego receloso: "¿De veras es fiel esta balanza?'' "Tan fiel como su esposa'' -contesta con una sonrisa el dueño-. El señor vacila un poco y dice luego: "¿Podría mostrarme otra?''... Ponemos el grito en el cielo, en la tierra y en todo lugar por el maltrato que los migrantes mexicanos reciben en Estados Unidos, pero no vemos los terribles abusos que sufren los migrantes que llegan a México procedentes de los países de Centroamérica y América del Sur. La corrupción y la criminalidad se ceban en ellos, y son objeto de hostigamiento y discriminación. Aquí sí se cumple aquello de ver la paja en el ojo ajeno y no mirar la viga en el propio. Los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA