'Recuerda' agua su antiguo cauce - 18 de Septiembre de 2016 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 649204357

'Recuerda' agua su antiguo cauce

Autor:Dania Palacios
 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque se hayan rellenado y ahora alberguen calles y viviendas, las barrancas y los cauces que antes existían en la Ciudad siguen "llamando" al agua.

Ante el crecimiento desordenado de la mancha urbana desde hace 70 años, la mayoría de los 17 grandes ríos y arroyos fueron entubados; con el tiempo, esto se volvió un problema durante el temporal, pues su capacidad se ha visto rebasada.

Así, las zonas de hundimientos e inundaciones se han multiplicado y extendido en la zona metropolitana.

"Más de 100 cañadas fueron borradas del mapa, se rellenaron con escombros para ganar metros cuadrados y poder especular con el suelo, dañaron la parte alta de la subcuenca Atemajac-Colomos y ahora estamos pagando las consecuencias", dijo Jaime Eloy Ruiz Barajas, vicepresidente de la Fundación Cuenca Lerma-Chapala-Santiago.

Indicó que en la subcuenca Atemajac-Colomos se urbanizaron 248 hectáreas que pertenecían al Ejecutivo estatal y ahora son viviendas de lujo, a costa del ecosistema.

Esto, a pesar de que en 1984 el Congreso local decretó la ley que aprueba el Plan Parcial de Urbanización y Control de la Edificación para la Protección Ecológica de la Zona de Los Colomos.

Ruiz Barajas puso como ejemplo fraccionamientos como Royal Country, Pontevedra y Puerta de Hierro, así como los desarrollos comerciales de esa zona, en donde la infiltración y recarga de los manantiales se limita, provocando que el agua se escurra y acumule donde solía hacerlo.

MURAL publicó ayer que, según datos del Instituto de Información Territorial del Estado de Jalisco, el 18 por ciento de la mancha urbana se asienta sobre unidades del paisaje con topografía modificada, lo que multiplicó los puntos de inundación.

El experto cuestionó que por falta de información actual sobre las cuencas hidrológicas en la Ciudad la situación se haya vuelto tan complicada, pues el último estudio del acuífero del Valle de Atemajac -donde se asienta la mayor parte de la urbe- se hizo hace 10 años.

A esto se suma que las primeras ocho obras del Plan Integral para el Manejo de Inundaciones del SIAPA, con un costo de 800 millones de pesos, aún no se realizan, pese a que se anunció en marzo que iniciarían en 60 días.

La razón es que se quedaron sin recursos federales para este 2016 y el organismo está reestructurando su deuda de 12 a 20 años para contratar un crédito por dicho monto.

Por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA