San Cadilla - 28 de Marzo de 2014 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 501127830

San Cadilla

 
EXTRACTO GRATUITO

De directivos

Estuvo Juan Villoro el miércoles recibiendo un homenaje en una universidad en Puebla, y le preguntaron sobre el tema del momento.

El genial escritor no dudó en señalar a los directivos del futbol mexicano como responsables de la violencia, en complicidad con comerciantes y televisoras.

"Los directivos atentan contra los afectos y la identidad de la gente. ¿Cómo se pide respeto a la afición cuando los directivos hacen lo que quieren con el equipo?", expuso.

¿A qué viene al caso? Pues que acaba de pasar... una vez más.

Ya no es sorpresa. Volvieron a birlar el Reglamento de Competencia para beneficiar al equipo de una televisora, ahora el Atlas de Ricardo Salinas Pliego.

Resulta que los Zorros consiguieron que les autorizaran enfrentar al Puebla en el 3 de Marzo, pese a que el Artículo 61 especifica que deben "jugar en otro Estadio de la Liga MX", y el estadio de los Tecos es de "Ascenso MX".

El departamento legal del Atlas estuvo varios días leyendo todas las letras para encontrar la forma en darle vuelta, y se toparon con que no especificaba si tenía que estar registrado en Primera actualmente y, sobre todo, que la aprobación correspondía a "la Presidencia Ejecutiva" de la Liga... claro, quien le reporta a las televisoras.

Ojo, no tengo nada contra el Atlas, sino que los de pantalón largo siempre encuentren la manera de no respetar los reglamentos que ellos mismos crean, y que en este caso se modificó a raíz del desgarriate que se armó cuando el Cruz Azul fue a jugar a Ciudad Cooperativa y los lugareños parecían zombis de película de Brad Pitt brincándose las bardas.

¡Siente tu Liga!

¡Ay, 'Gallito'!

Híjole, de veras que hay futbolistas que ni cómo ayudarles. Ahí tienen a José Juan Vázquez con un pie en el avión rumbo a Brasil y sale con su batea de baba.

El pasado domingo por la noche chocó su Mercedes-Benz contra un poste de una transitada calle en León, se bajó "desorientado", dijeron los testigos (interprétenlo como quieran), y se peló del accidente en un carro que venía detrás de él.

No sé qué prisa traía "El Gallito", porque en su maltrecho coche dejó su cartera, su iPad -el mismo que le había regalado Carlos Slim- y, oh, azares del destino, también el pasaporte.

Varios malandros que pasaban por ahí aprovecharon y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA