SAN CADILLA - 16 de Septiembre de 2008 - Mural - Guadalajara - Noticias - VLEX 80619964

SAN CADILLA

 
EXTRACTO GRATUITO

Estadio bananero

Muchas veces, los aficionados vivimos con información añeja que creemos que sigue vigente.

Una de ellas es el pensar que en México tenemos de los mejores estadios del mundo, lo cual dejó de ser cierto hace ya no pocos años; hoy, nuestros inmuebles se están volviendo seniles y achacosos, necesitando de verdaderas "manotas de tigre".

Uno de ellos es el Estadio Jalisco, que de ser uno de los más modernos se ha ido quedando atrás en base a los requerimientos de FIFA, aunque quizá sea el área destinada al trabajo de la prensa donde más rezagos hay.

Y si creen que eso es sólo un problema de los reporteros, déjenme les platico lo que pasó el pasado sábado.

Después del partido en el que Atlas venció 2-0 al Pueblita, José Luis Sánchez Solá fue llevado a la carpa de pueblo que hace las funciones de sala de prensa en la parte baja del Jalisco, cuando uno de esos borrachos que nunca faltan en ninguna fiesta (de pueblo, claro), desde el exterior, alzó un pedazo de la lona que protege el área y con un florido lenguaje exclamó: "¡Chelís, vas y ch... a toda tu pu... ma...!" (los puntos suspensivos han sido colocados a petición de mi jefe, quien dice que por ser día festivo hoy habrá muchos niños leyendo el periódico), en un grito fuerte y claro que retumbó en la zona.

Fue un momento como de película de Leslie Nielsen... todos se quedaron estupefactos, obviamente, el aludido, los reporteros y la gente de atención a medios del Atlas, que no supo ni qué hacer ante las "linduras" expelidas por el tarugo éste; poco faltó para que se escucharan grillitos por el incómodo silencio, causado por esta impertinencia.

Gracias a Dios no era el "Tuca", La Volpe o hasta el mismo "Piojo", porque me cae que se suben a agarrarse a golpes con quien los insultó, pero el caso es que no es la primera vez que sucede, y así con la facilidad con la que le mentaron la madre, algún descerebrado puede agredir o arrojar algún objeto por ahí.

Y luego nomás no digan que no se los advertí.

Esos árbitros

Déjenme les cuento cómo funciona el asunto: los árbitros le cobran al equipo local sus honorarios (que rondan los 15 mil pesos por juego pitado) y también los viáticos de traslado desde sus ciudades de origen hasta la sede del encuentro, como avión, hotel y consumos.

Antes del partido, los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA